Planificación familiar: una prioridad para el 95% de los filipinos, no para los candidatos al gobierno

Más de 500.000 filipinas abortan en condiciones de alto riesgo cada año, según el Instituto de Investigación Guttmacher. Unas 1000, mueren por complicaciones durante la intervención. Además, se estima que unas 100,000 fueron hospitalizadas por esta misma razón en 2012. A pesar de las cifras, de las demandas de la población y de las recomendaciones de las Naciones Unidas, en este país del sudeste asiático el aborto sigue siendo ilegal bajo cualquier circunstancia y la salud reproductiva un reto. Especialistas y activistas por los derechos de la mujer critican la falta de debate y de compromiso sobre este asunto durante la campaña para las inminentes elecciones generales del 9 de mayo.

Noelia Martínez Castellanos

[cml_media_alt id='6457']Pacientes de la clínica de planificación familiar Likhaan en Tondo, Manila. Noelia Martínez[/cml_media_alt]
Pacientes de la clínica de planificación familiar Likhaan en Tondo, Manila. Noelia Martínez

Ligaya (29), Beverly (23) y Cherry (20) tenían 20, 18 y 16 años respectivamente cuando se quedaron embarazadas por primera vez. Las tres son usuarias de una de las clínicas de planificación familiar de la ONG Likhaan, una organización que desde 1994 ofrecen métodos anticonceptivos, educación sexual y otros servicios en torno a salud reproductiva en las zonas más deprimidas del extrarradio de Manila. En los tres casos el embarazo no fue buscado. ¿Las razones por las que se dio? Falta de educación sexual, dificultad para acceder a anticonceptivos modernos o la utilización de métodos naturales como la abstinencia periódica o la marcha atrás. En Filipinas, estas no son situaciones aisladas. Todo lo contrario, más de un 50% de los embarazos son no deseados, según un estudio del Instituto Guttmacher en 2013.

Aunque en este país, el aborto es ilegal, un 17% de estas mujeres ven en esta práctica su única salida. El archipiélago sudasiático cuenta con una de las leyes del aborto más restrictivas del mundo, sin excepciones en casos de violación, incesto, malformación fetal grave o incluso cuando la vida de la madre corre peligro. Como consecuencia, una gran mayoría de las mujeres que quieren abortar se ven obligadas a acudir a clínicas clandestinas (1) donde el riesgo de complicaciones, e incluso de muerte, es muy alto. En 2012, 610.000 mujeres recurrieron al aborto y 100.000 de ellas tuvieron que ser hospitalizadas. Se estima además, que cada hora, unas 70 mujeres abortan, 11 son hospitalizadas debido a la utilización de procedimientos inseguros y al menos 3 de ellas mueren.

[youtube height=”HEIGHT” width=”WIDTH”]PLACE_LINK_HERE[/youtube]

Estos fallecimientos (2) están asociados además, a los estigmas y prejuicios que rodean al aborto en una cultura donde imperan los valores pro-vida del catolicismo. Los servicios post-aborto, aunque muy limitados, son legales, pero muchas mujeres evitan utilizarlos por miedo a represalias, a ser encarceladas o a los abusos del personal médico. A pesar de que casi un 90% de las que mujeres que abortan en Filipinas son católicas, según un estudio de 2004, la institución continúa condenando esta práctica sin tener en cuenta las circunstancias de estas mujeres y el dilema moral al que se enfrentan.

Como consecuencia de estos hechos, y de la falta de instalaciones apropiadas y personal capacitado (solo un 60% de los partes está supervisado por comadronas (3)), el año pasado, Filipinas no consiguió reducir el ratio de muertes maternas de 162 a 52 por cada 100.000 mujeres establecido en los Objetivos de Desarrollo del Milenio que se acordaron para el período 1990-2015.  

Joven, pobre y sin apoyos

[cml_media_alt id='6473']Portada del cómic
Portada del cómic “Un nuevo mañana, una nueva esperanza”, creado por la organización Health Action Information Network para concienciar a los jóvenes sobre cuestiones de salud reproductiva.

La criminalización y la prohibición del aborto y la falta de acceso a métodos anticonceptivos y cuidados médicos adecuados afecta sobre todo a los estratos más vulnerables de la población: mujeres jóvenes, pobres y del medio rural. En Filipinas, una de cada diez adolescentes, de entre 15 y 19 años, ya son madres o están embarazadas, según un estudio del gobierno en 2013. De acuerdo con una encuesta sobre fertilidad y sexualidad en adolescentes realizada ese mismo año, el porcentaje de las que ya eran madres aumentó de un 4.4% en 2002 a un 11% en 2013 y el de las que estaban embarazadas de un 6.3% a 13.6%.

Las chicas menores de 15 años no corren mejor suerte. Su número de embarazos casi se duplicó también en una década, con 755 nacimientos registrados en el año 2000 y 1324 en el 2010.  Con tales porcentajes, no es de extrañar que un informe de 2015 del Fondo de Población de las Naciones Unidas apuntara al archipiélago como el único país del pacífico asiático que no ha experimentado una disminución en la tasa de fertilidad en adolescentes en la dos últimas décadas. Filipinas es además el tercer país con mayor número de embarazos de adolescentes de los países de la ASEAN , según un informe de 2012 del Instituto de Población de la Universidad de Filipinas basado en las estadísticas más recientes de la ONU.

La ONG Likhaan conoce esta problemática (4) de cerca y por eso ha centrado gran parte de sus esfuerzos en llegar a esta parte de la población. “Tenemos días especiales dedicados exclusivamente para chicas que tienen 19 años o menos para que no se sientan fuera de lugar. Queremos prevenir embarazos no deseado. El problema con el que nos encontramos es que es muy dificil identificar aquellas que son activas sexualmente. Nuestra nueva estrategia es encontrar las que ya son madres. Sabemos que llegamos tarde, pero al menos estamos seguros de que hemos dado con las que son sexualmente activas”, explica Linda Bacalando, coordinadora de la clínica de Tondo.

[cml_media_alt id='6469']IMG_1273[/cml_media_alt]
Niño seleccionando plástico para reciclar en el barrio de chabolas de Tondo, Manila. Noelia Martínez

Pero los problemas no terminan ahí. A esta situación de gravísima emergencia hay que sumarle un índice de pobreza, que a pesar del alto crecimiento económico del país, va en aumento, y la superpoblación (mas de 100 millones de habitantes); dos realidades que afectan sobre todo a las mujeres. En 2012, más de un 25% de la población (más de 96 millones) vivía en situación de pobreza, un 13% lo hacía por debajo del umbral de $1,90 al día, según datos del Banco Mundial. Dentro de esos porcentajes, las mujeres ocupan el quinto lugar en el índice de pobreza de los 13 sectores básicos establecidos por la Comisión Nacional Antipobreza del Gobierno de Filipinas. Así, un 90% de las mujeres que se quedaron embarazadas sin buscarlo no tenían acceso a servicios de planificación familiar o métodos anticonceptivos. Un 68% de las que recurrieron al aborto, también eran pobres.

La Ley de Salud Reproductiva

[cml_media_alt id='6471']Manifestación en favor de la Ley de Salud Reproductiva en Filipinas. CC Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License, http://www.indymedia.org.nz/articles/763[/cml_media_alt]
Manifestación en favor de la Ley de Salud Reproductiva en Filipinas. Imagen CC de Indymedia.

Durante más de una década, varias ONGs y movimientos sociales defensores de los derechos de la mujer, han urgido al gobierno de la necesidad de aprobar una Ley de Salud Reproductiva que oblige a impartir educación sexual en los colegios y garantice el acceso gratuito a anticonceptivos y otros servicios de planificación familiar.

El objetivo final es hacer frente a las altas tasas de embarazos no deseados, abortos clandestinos, embarazos en adolescentes, morbilidad y mortalidad maternas y a la creciente exposición al VIH y otras enfermedades sexuales en el país consecuencia de unas políticas que han “priorizado la ideología religiosa y los estereotipos culturas por encima de los derechos de la mujer”,  según la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés).

Esta ley “ofrecerá, a quienes quieran ser padres, la oportunidad de elegir libremente y planificar con responsabilidad cuántos hijos tener y cuándo hacerlo.”, asegura el congresista Edcel Lagman, uno de los principales impulsores de la ley. “Ayudará además a mejorar la educación sobre maternidad y el cuidado de los recién nacidos y a reducir el número de muertes maternas e infantiles. Ofrecerá más oportunidades a las mujeres para terminar sus estudios y asegurar un puesto de trabajo y ayudará a disminuir la pobreza frenando el crecimiento de la población y a reducir el número de abortos y prevenir embarazos no deseados.”

[cml_media_alt id='6472']Partidarias de la Ley de Salud Reproductiva celebran el fallo del Tribunal Supremo a favor de la ley. CC Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License, http://www.indymedia.org.nz/articles/763[/cml_media_alt]
Partidarias de la Ley de Salud Reproductiva celebran el fallo del Tribunal Supremo a favor de la ley. Imagen CC de Indymedia.

Pero los argumentos de la Iglesia Católica, una institución con gran poder de influencia en las estructuras del Estado de Filipinas, parecían siempre ser más convincentes que las cifras. En una carta pastoral publicada en 2012, la Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas aseguraba oponerse la ley argumentando que  “la contracepción es corrupción”, “la mentalidad de los anticonceptivos una mentalidad abortista” y que los anticonceptivos destruirán la familia e incrementarán la violencia contra las mujeres”.

Ese mismo año, los defensores de los derechos de salud reproductiva ganaron su primera batalla contra la jerarquía católica cuando el presidente Benigno Aquino III ratificó la ley, a pesar de las presiones. Esta fue la antesala para que en 2014, tras 15 años de campaña, el Tribunal Supremo avalará La Ley de Paternidad Responsable y Salud Reproductiva y la declarara constitucional, con excepción de ocho puntos.

La inactividad del gobierno

Los primeros datos desde la aprobación de la ley, muestran su efectividad. Según Esperanza Cabral, ex secretaría del Departamento de Salud, “en Manila la tasa del uso de anticonceptivos entre las mujeres pobres era casi cero debido a una orden ejecutiva anterior que privaba a las mujeres de sus derechos reproductivos. Pero desde que se ha puesto en marcha la Ley de Salud Reproductiva esta tasa ha crecido hasta un 42% en el área metropolitana de Manila¨.

Sin embargo, a pesar de los logros, los defensores de la ley siguen insatisfechos por la falta de implicación del gobierno central y las numerosas barreras que todavía existen para asegurarse que los servicios alcancen todos los rincones del país. ¨Después de la aprobación de la ley ha habido mucho silencio”, declaraba Payal Shah, asesora legal del Centro de Derechos Reproductivos (CRR) de Nueva York, en una entrevista para el portal Rappler. “Todavía hay muchas mujeres vulnerables sin acceso, que no conocen la ley”, añadía.

[cml_media_alt id='6476']Cada 9 de enero, millones de devotos del Cristo Negro salen en procesión en el distrito Quiapo, Manila. Justo al lado de la iglesia se levanta el mayor mercado de pócimas y drogas abortivas de Filipinas. [/cml_media_alt]
Cada 9 de enero, millones de devotos del Cristo Negro salen en procesión en el distrito de Quiapo, Manila. Justo al lado de la iglesia se levanta el mayor mercado de pócimas y drogas abortivas de Filipinas. Imagen CC de Denvie Balidoy.

Por si los retos fueran pocos, a finales de 2015, y con apenas dos años de vida, la ley sufría sus primeros recortes. En una decisión tomada “a puerta cerrada”, el comité encargado de los presupuestos nacionales en el congreso, eliminó una partida de 1 billón de pesos (£47.753 million) destinada a ofrecer métodos anticonceptivos a la población más pobre.

La Doctora Junice Melgar, fundadora de Likhaan, mostraba su desconcierto en declaraciones para el portal Take Action: “Este recorte es muy preocupante y cruel. Estoy preocupada por los millones de mujeres que dependen del gobierno para conseguir métodos anticonceptivos. Correrán el riesgo de tener embarazos no deseados y pagar las consecuencias de abortos inseguros e incluso de morir. En esa misma entrevista, Melgar sostiene la sospecha de que los recortes hayan sido el resultado de la influencia de grupos de presión de la Iglesia Católica. “Nuestro problema es el poder que tiene una minoría de Católicos, como la Conferencia de Obispos Católicos y los grupos pro-vida que continúan obstruyendo los programas de salud reproductiva y planificación familiar incluso cuando ya se han aprobado leyes.”

El silencio de los presidenciables  

[cml_media_alt id='6449']presidential candidates philippines[/cml_media_alt]
Candidatos a la presidencia de Filipinas en las elecciones de 2016. Imagen CC de https://verstehenonline.org

La pelota está ahora en el tejado de los candidatos a las elecciones generales del 9 de Mayo. Frente a su pasividad sobre esta cuestión, el 95% de la población considera la planificación familiar una prioridad. Por otro lado, un 66% de los votantes se muestran dispuestos a votar a candidatos que consideren una aplicación plena de la ley.

Según un reportaje realizado por el portal Rappler, cuatro de los cinco candidatos a la presidencia afirman estar a favor de la Ley de Salud Reproductiva. También lo hacen 6 de los 8 que aspiran a la vicepresidencia. Ninguno de los 13 se muestran a favor del aborto. Sin embargo, a pesar de esta declaraciones de intenciones y de que un informe reciente de las Naciones Unidas haya responsabilizado al Gobierno filipino por las “graves y sistemáticas” violaciones a los derechos reproductivos de las mujeres, la Ley de Salud Reproductiva apenas ha sido mencionada en la campaña.


Uso del castellano para anglófonos

(1) clandestina

  • Definición: hecho en una forma oculta y secreta para eludir el régimen.
  • Ejemplo: “una gran mayoría de las mujeres que quieren abortar se ven obligadas a acudir a clínicas clandestinas donde el riesgo de complicaciones” “a large majority of women seeking abortions are forced to resort to underground clinics where the risk of complications”
  • Traducción: Clandestine, secret, underground.
  • Comentario: Aunque existe la palabra “clandestine” en inglés, tiene una conotación militar o de espionaje. El sentimiento en que esta usado aquí es más “underground”.

(2) fallecimiento

  • Definición: muerte de una persona.
  • Ejemplo: “Estos fallecimientos están asociados además, a los estigmas y prejuicios que rodean al aborto” “These deaths are also associated to the stigmas and prejudices that surround abortion”
  • Traducción: death, passing, demise
  • Comentario: Fallecimiento es más eufemístico que simplemente decir “muerte”. Decir que alguien “ha fallecido” es decir “have passed away” más que “have died”.

(3) comadrona

  • Definición: persona que asista a mujeres en el parto.
  • Ejemplo: “solo un 60% de los partes está supervisado por comadronas” “only 60% of the parts is supervised by midwives”
  • Traducción: midwife

(4) problemática 

  • Definición: un conjunto de problemas.
  • Ejemplo: “La ONG Likhaan conoce esta problemática de cerca” “The NGO Likhaan is aware of this issue” (literally. “The NGO Linkhaan knows this predicament up close” que parece un poco torpe en inglés)
  • Traducción: problems, predicament, difficulties
  • Comentario: En inglés, solo hay “una problema” (“a problem”) o varias “problemas” (“problems”). En español, se puede usar la palabra “problemática” como sustantivo para referir a un conjunto de problemas. Este es diferente a usar la misma palabra como adjetivo, e.g. “una niña problemática”.

Han trabajado en este artículo:

Autora: Noelia Martinez

Traducción: Noelia Martinez

Corrección: Jordi Albacete

Uso del castellano para anglófons: Alex Owen-Hill


  • Imagen de cabecera por Noelia Martínez (Mujer sin hogar duerme con su hija bajo un árbol en el Parque de Luneta, Manila)
  • Imagen: “Salvar al no-nacido”  por Ramon FVelasquez – Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=25331351
  • Imagen: “La vida es el regalo sagrado de Dios” por Ramon FVelasquez – Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=26741720
  • Imagen: “Un nuevo mañana, una nueva esperanza” descargada de la página web: http://hain-news.blogspot.co.uk/search/label/adolescent%20reproductive%20health
  • Imagen: Manifestación en favor de la Ley de Salud Reproductiva en Filipinas. CC Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License, http://www.indymedia.org.nz/articles/763
  • Imagen: Partidarias de la Ley de Salud Reproductiva celebran el fallo del Tribunal Supremo a favor de la ley. CC Attribution-ShareAlike 3.0 Unported License, http://www.indymedia.org.nz/articles/763
  • Imagen procesión por Denvie Balidoy. – http://www.flickr.com/photos/denvie/4253256805/., CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=15320142
  • Imagen: Candidatos a la presidencia de Filipinas en las elecciones de 2016. Imagen con licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License. https://verstehenonline.org/2016/02/22/editorial-its-campaign-season-again/

Autor: Noelia Martinez

Periodista con especialidad en estudios africanos y gran experiencia en interculturalidad (Escocia, Filipinas, estudios africanos, España). Emprendedora autónoma, fundadora de Not Just Words, empresa proveedora de servicios de traducción (ING>ESP), comunicación y redacción de contenido. Twitter @peli_1982 o Linkedin.

Specialised journalist in African Studies with great experience in intercultural issues (Scotland, Philippines, African Studies, Spain). Self-employed entrepreneur trading as Not Just Words providing translation (EN>SP) communication and content writing services. Twitter @peli_1982 or Linkedin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *