El inglés hablado, la asignatura pendiente de muchos españoles

El inglés sigue siendo una de las principales barreras para muchos de los castellanohablantes en Escocia. La falta de competencia lingüística (1) hace que les sea muy difícil poder integrarse en las redes sociales y profesionales. Las causas son varias, pero los expertos coinciden en que los métodos de aprendizaje del inglés son inapropiados, pues no capacitan a los castellanohablantes con herramientas específicas para la asimilación de las lenguas anglogermánicas. Diferentes estudios apuntan a causas como la brecha educacional (2) entre generaciones jóvenes y adultas; en especial para aquellos que fueron niños o adolescentes en la posguerra. Esa brecha sitúa a los jóvenes españoles en desventaja con los europeos. Este artículo analiza el impacto de la barrera lingüística y algunas propuestas para superarla, de acuerdo con un estudio sociológico realizado en 2013.

[printfriendly] 

Jordi Albacete

Marcos Romero es un personaje ficticio que podría haber nacido en Madrid en 1978. Su historia está inspirada en diferentes casos reales que pueden resultar familiares a los residentes castellanohablantes en Escocia y Reino Unido. A pesar de estar doctorado en Historia del Arte (Cum Laude), Marcos ha acabado trabajando como cuidador de personas discapacitadas. Como cualquiera que viva con el sueldo mínimo, Marcos tiene serias dificultades económicas. La principal causa para el desastre de su carrera profesional es la falta de competencia lingüística en inglés.

[cml_media_alt id='1804']SAMSUNG CSC[/cml_media_alt] [cml_media_alt id='2091']images (1)[/cml_media_alt]

Llegó a la nación británica buscando las oportunidades laborales que no encontraba en España. Su objetivo era aprender inglés para ser más competitivo en su trabajo. Como tantos otros españoles, cuando llegó en 2011, Marcos daba por hecho que su nivel de inglés le permitiría encontrar trabajo en su sector. Al fin y al cabo, siempre obtuvo buenas calificaciones en esa lengua (3).

Pensaba que al llegar a Escocia por su formación académica encontraría trabajo fácilmente en una biblioteca o museo. Pero sus expectativas no eran muy realistas. Apenas comenzó su búsqueda de empleo se dio cuenta que no superaba las primeras fases de las entrevistas. Ni tenía fluidez, ni le entendían. “Cuando  les veía fruncir el ceño y mirarme con cara de lástima, sabía que no pasaría la fase de selección. Era devastador”, afirma. Se sentía cómo después de haber alcanzado una meta académica brillante  que al mismo tiempo no le servía para nada en el mundo laboral del país de acogida.

“Cuando  les veía fruncir el ceño y mirarme con cara de lástima. Sabía que no pasaría la fase de selección. Era devastador…”

El Estudio Europeo de Competencia Lingüística (EECL) compara el rendimiento (4) de los estudiantes europeos  en el aprendizaje de las lenguas extranjeras. El estudio concluye que los españoles registran los peores niveles. La investigación atribuye estos resultados a varios motivos, entre ellos, las diferencias entre las familia lingüística de ambas lenguas, la inexistencia de sonidos vocálicos y consonánticos equiparables al inglés y la metodología de enseñanza, basada en un enfoque academicista y no práctico y con una deficiencia importante en la enseñanza fonética de la lengua. El detonante de estos resultados es fundamentalmente la brecha cultural entre las generaciones adultas y jóvenes.

¿Por qué a los españoles les cuesta hablar inglés?

En un artículo universitario se describe cómo los jóvenes españoles, de entre 18 y 19 años tienen el peor nivel de inglés de la Unión Europea de acuerdo con el English Proficiency Index.  Este artículo destaca 5 causas: la lejanía fonética, la internacionalización del castellano, la escasez de contenidos audiovisuales en inglés, la falta de motivación y el método de enseñanza en las escuelas españolas.

1. Una fonética muy distinta.

Uno de los principales retos para los castellanohablantes es la pronunciación. Fernando Galván, docente de Filología Inglesa en la Universidad de Alcalá (en Madrid), señala como el sistema vocálico inglés contiene 12 vocales, siete más que el castellano. En cambio, el catalán por ejemplo contiene más sonidos vocálicos y consonánticos que facilitan la pronunciación inglesa.

Hugh Black es un filólogo y profesor de inglés en la Escuela Alba de Edimburgo que ha enseñado inglés para estudiantes castellanohablantes durante muchos años. A partir de su experiencia Hugh considera que hay dos grandes retos para la pronunciación del inglés por parte de los castellanohablantes. Uno es la articulación de los sonidos con y sin voz,  y el otro la  articulación de vocales largas y cortas. Por ejemplo, con el sonido de voz /v/ y el sonido sin voz /f/ hay palabras que se podrían confundir si este sonido no se pronuncia correctamente. Un ejemplo es van  /væn / [furgoneta] y fan /fæn / [ventilador]. Estos sonidos son difíciles de reconocer para el castellanohablante porque no existe un sonido equivalente.  Además, en ambos ejemplos, el sonido /æ/ es una vocal breve que no existe en castellano. En este sentido, Hugh opina que la pronunciación de vocales largas y cortas es la segunda dificultad para los castellanohablantes (por ejemplo, pull-pool o ship-sheep).

[cml_media_alt id='1807']Vocal Apparatus[/cml_media_alt]

[cml_media_alt id='2093']1767536_fa49ce4a[/cml_media_alt]

2. La internacionalización del castellano.  El castellano, por extensión geográfica, es la segunda lengua nativa más hablada del mundo e históricamente no ha habido necesidad de dominar otro idioma. Eso también sucede con anglosajones y franceses.

3. Escasean los contenidos en inglés.  En España, desde la Guerra Civil, todas las películas en idiomas extranjeros se doblan. En su momento se hizo a modo de censura, luego se mantuvo por tradición.

El profesor Galván afirma que la falta de productos en versión original, ha llevado a que ya una o dos generaciones estén acostumbradas al doblaje, generando una pérdida de contacto con las lenguas originales. El Estudio Europeo de Competencia Lingüística (EECL) indica que escuchar y ver productos audiovisuales en versión original facilita la comprensión y posterior incorporación del idioma en un 21%.

4. El grado de motivación.

La falta de personajes públicos con un buen dominio del inglés es unos de los factores que desmotivan a los castellanohablantes para aprender y mejorar el inglés. Para Mateo, hasta ahora en España no han existido grandes exponentes que hablen inglés: los políticos no dominan la lengua, tampoco los deportistas, artistas…esto influye en la motivación por querer alcanzar un mejor nivel. Esta falta de referencias ha tenido una fuerte influencia en la motivación de los estudiantes españoles para mejorar su habilidad en inglés.

Jenny McLay es la directora de la escuela de inglés Alba en Edimburgo. Lleva varios años enseñando inglés para personas castellanohablantes, también estudia castellano y ha visitado diferentes países castellanohablantes. En su opinión, la interacción entre los estudiantes es básica para mejorar las habilidades comunicativas en inglés y para ello se necesita fomentar un alto grado de motivación.

[cml_media_alt id='1796']Diccionario (2)[/cml_media_alt]

5.  El sistema educativo español. El EECL explica que los alumnos españoles tienen un nivel más bajo que los suecos a pesar de dedicar un número mayor de horas y empezar a estudiarlo antes. Pero, ¿por qué los estudiantes españoles son menos capaces que los suecos? Según el profesor Galván hay tres causas principales:

– Tradición de aprendizaje de lenguas extranjeras.  En Suecia el aprendizaje de lenguas extranjeras ha formado parte del currículum escolar a lo largo de diferentes generaciones. En cambio, en España, la enseñanza del inglés es un hecho reciente. Es destacable, que en Suecia, el 60% de los padres de jóvenes universitarios (jóvenes en sus 20) cuentan con un nivel de comunicación oral profesional, a diferencia del 11% de los padres de los estudiantes españoles. Este contraste tiene una explicación histórica. Durante la dictadura franquista no se fomentó el acceso a los estudios superiores para las clases trabajadoras (las mujeres estaban especialmente excluidas). Como resultado, el nivel cultural y de formación fue muy bajo para la mayoría de la clase trabajadora en las ciudades, pero sobre todo en el campo.  Además, el país estuvo aislado culturalmente para evitar posibles rebeliones contra el régimen.

[cml_media_alt id='2233']IMG_4212_s[/cml_media_alt]– Diferentes métodos educativos para el aprendizaje en las escuelas españolas y suecas. Galván observa que los métodos de enseñanza y la calidad de los profesores no han sido apropiados históricamente en España. El sistema de educación de idiomas extranjeros se ha heredado del franquismo. Este sistema estaba basado en el aprendizaje y la memorización de la gramática en n contraste con las escuelas de habla inglesa donde no se enseña la teoría gramatical sino que se insiste en el uso práctico de la lengua y el deletreo de las palabras. En los colegios británicos se hacen concursos de deletreo y en Estados Unidos es muy común “El deletreo de las abejas” (“Spelling Bees”), concursos que se realizan para reconocer la habilidad en el deletreo de las palabras. La comprensión oral y el nivel de conversación, indispensables para el dominio de la lengua, quedan relegados a un nivel marginal. En ese sentido, Marta Mateo, directora de la Casa de la Lenguas en la universidad de Oviedo, observa cómo se ha confundido el modelo de enseñanza de las lenguas latinas (como el francés) en la enseñanza del inglés. Mientras en las lenguas romances el énfasis se pone en la asimilación de la gramática, en inglés, la fonética y la precisión del vocabulario conllevan más complejidad que las estructuras gramaticales.  Mateo observa que el inglés puede ser engañoso. Puede parecer que las reglas son muy sencillas pero para los niveles más avanzados estas reglas no son útiles y el idioma se complica mucho más. Con este enfoque erróneo, además de la poca interacción y exposición al idioma, los estudiantes consiguen aprender la gramática sin tener un nivel de comunicación fluido.

– Además, por la lejanía fonética los estudiantes castellanohablantes,  necesitan un sistema específico para aprender la fonética inglesa. Los fallos en el sistema educativo español también han sido comentados en un artículo publicado en El País por Frank O’Connor, director del centro de enseñanza del British Council en Somosaguas (Madrid). El profesor afirmaba  que había un fallo estructural en el sistema educativo español en la enseñanza del inglés. Los estudiantes que completaban el instituto no eran capaces de mantener una conversación en inglés después de haberlo estudiado durante 10 años: ” Es como estudiar geografía durante 15 años y no ser capaz de ubicar el país”, afirma el profesor.

“Es como estudiar geografía durante 15 años y no ser capaz de ubicar el país”

De acuerdo con el profesor  O’Connor los dos problemas principales  para los estudiantes de inglés es la falta de contacto con las lenguas extranjeras y la mala pronunciación como resultado de una falta de competencia en la comprensión oral. Ser bueno en gramática y vocabulario no implica necesariamente tener un dominio efectivo del idioma.

 

Enfoque equivocado para aprender inglés

[cml_media_alt id='2090']communication1unknownartist[/cml_media_alt]Después de pasar un año y medio como asistente de cocina fregando platos, prácticamente mudo y sordo, Marcos empezó a asistir a clases nocturnas de inglés en el Instituto Técnico de Edimburgo. Tuvo la suerte de contar con una beca del  gobierno escocés (ILA). Esta ayuda fomenta el aprendizaje del inglés para residentes extranjeros. Marcos avanzó muy rápidamente en la escritura y la lectura, pero batallaba con la parte más esencial de la lengua: el habla.

Poco a poco los esfuerzos del joven doctor por hacerse entender iban dando resultados. Gracias a la amabilidad y la paciencia de los escoceses consiguió obtener su trabajo actual: cuidador de discapacitados.

Sin embargo, Marcos lamenta haber tenido que dejar aparcada su carrera: “no me puedo quejar, finalmente tengo un trabajo con el que me pagan algo más que el sueldo mínimo. Ya no friego platos, y ahora puedo practicar inglés en el trabajo. Aun con todo, se me sigue cayendo el alma a los pies cuando pienso en todos los sacrificios hechos por mi familia para obtener el doctorado… y al final, todo para acabar currando (5) en algo para lo que sólo necesito el bachillerato […] Es increíble lo mal que nos enseñaron el inglés en España”.

Comparando la situación de Marcos con la investigación, podemos entender porqué su nivel de inglés es tan bajo. Es obvio que el sistema fonético es diferente al de su lengua nativa. Sin embargo, su predisposición a aprender una lengua extranjera no era demasiado buena debido a la internacionalización de la lengua castellana. Además, no estaba expuesto a películas [cml_media_alt id='1797']Diccionario (3)[/cml_media_alt]en versión original ni figuras públicas que le inspirasen a aprender el inglés.

Si miramos a la historia familiar de Marcos podemos atar cabos (6) y entender como su proceso de aprendizaje del inglés ha determinado su nivel. Sus padres no tuvieron la oportunidad de estudiar estudios superiores o de aprender otras lenguas debido a las causas históricas mencionadas. En su casa jamás hubo un debate intelectual. Consiguió sus calificaciones académicas en una travesía en solitario. Además, el aprendizaje que tuvo en el colegio tampoco le ayudó a superar ninguna de esas barreras. Las profesores se preocupaban mucho más por la memorización de la gramática, que por el habla o la comprensión lectora, algo muy difícil de practicar en clases masificadas. Sin embargo, su esfuerzo y la abertura hacia los comentarios de otros le ayudaron a mejorar. Quizás ha llegado el momento de escuchar más y escribir menos.

Consejos para la pronunciación del inglés para una persona castellanohablante

Hay varios ejemplos en los que los castellanohablantes pueden mejorar su uso del inglés.

1. Musicalidad y oído.

Lo principal es adaptarse a la musicalidad de la lengua y olvidarse de los patrones escritos como dice la profesora canadiense Paddy Kennedy en el siguiente video

[youtube height=”450″ width=”750″]https://www.youtube.com/watch?v=xaoZolMx5Ng?enablejsapi=1[/youtube]

2. Conciencia en la articulación.  Uno de los retos que apuntan algunos profesores es encontrar similitudes con sonidos en castellano. La letra “i” que aparece, por ejemplo, en palabras como: bit (pedazo, trozo); it (lo,la); him (lo, le); tip (punta, consejo); in (en, dentro).Se pronuncia como si fueras a decir una “e” y acabas diciendo una “i”, con los labios cerrados. Nunca se debe pronunciar como la “i” española, que es mucho más abierta. En fonética se representa con el símbolo /ɪ/. Se puede empezar diciendo una “e” y acabando con una “i”; es decir, bit [bIt]; it [It]; him [hIm]; tip [tIp]; in [In]


  Uso del castellano para personas anglófonas

(1) Competencia lingüística.

  • Definición: Aptitud o capacidad para llevar a cabo una tarea.
  • Ejemplo: “La falta de competencia lingüística (1) les hace muy difícil poder integrarse en las redes sociales y profesionales” (The main cause for this disaster in his career is lack of proficient fluency in English).
  • Traducción: competency (también dependiendo del contexto proficiency, ability, power).
  • Comentario: en castellano este equivalente de competency se utiliza en muchos otros contextos en referencia political power (competencia política).

(2) Brecha educacional.

  • Definición: en sentido figurado, ruptura.
  • Ejemplo: “Diferentes estudios apuntan  a causas como la brecha educacional entre las generaciones jóvenes y adultas”. “Different studies show the causes in the educational gap between young and adult generations…”
  • Traducción: en este contexto significa gap.

(3) Lengua.

  • Definición: Sistema lingüístico que se caracteriza por estar plenamente definido, por poseer un alto grado de nivelación, por ser vehículo de una cultura diferenciada y, en ocasiones, por haberse impuesto a otros sistemas lingüísticos.
  • Ejemplo: “Siempre obtuvo buenas calificaciones en esta lengua”. (“[He] always scored high marks in this language). 
  • Traducción: language/tongue. 
  • Comentario: Lengua se utiliza como idioma indistintamente. La traducción literal es tongue. Se traduce”mother tongue” como lengua materna.

(4) Rendimiento.

  • Definición: Utilidad/ resultado.
  • Ejemplo: “El Estudio Europeo de Competencia Lingüística (EECL) compara el rendimiento de los estudiantes europeos  en el aprendizaje de las lenguas extranjeras“. “EECL compares the performance between the European students …”
  • Traducción: performance.

(5) Currando.

  • Definición: trabajar (coloquial).
  • Ejemplo: […] todo para acabar currando (5) en algo en los que sólo necesitaría el bachillerato” “Now I am doing a job in which I would only need my secondary school certificate”.
  • Traducción: to work.
  • Comentario: utilizar exclusivamente en contextos muy informales.

(6) Atar cabos. 

  • Definición: deducir de varios indicios.
  • Ejemplo: “Si miramos a su historia familiar, podemos atar cabos para acabar viendo cómo ha sido su proceso de aprendizaje con el inglés.” “If we look at his family history, we can connect the dots to see what might have affected his English level”.
  • Traducción: to connect the dots.

Autor: Jordi Albacete

I am an environmental journalist. My passion for the protection of human and environmental rights has been inspired by research led journalism. My ambition is to communicate and inspire people to make positive changes in the environment. Twitter @albacetejordi or Linkedin.

Periodista medioambiental. Mi pasión por la protección de los derechos humanos y medioambientales se ha forjado a través de la investigación periodística. Mi objetivo es comunicar e inspirar a la gente para hacer cambios positivos y proteger el medioambiente. Twitter @albacetejordi o Linkedin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *