¿Ni una cosa ni otra? Emigrantes griegos y españoles que han vivido en Escocia desde la década de 1960

En esta crónica Konrad Lawson, profesor de la Escuela de Historia de la Universidad de St. Andrews y Nikolaos Papadogiannis, profesor de la Escuela de Historia y Arqueología de la Universidad de Bangor, exponen algunos de los resultados de su investigación participativa en las experiencias migratorias de griegos y españoles en Escocia. 

Konrad Lawson y Nikolaos Papadogiannis

Era octubre de 2016. Poco después de que el tren dejara la parada de Haymarket para dirigirse al hacia el final del trayecto en Waverley, una empleada de origen hispano intentaba mover un carrito a través del vagón. Mientras esto ocurría, un hombre obstruyó su camino para espetarle que él le diría cuándo moverse, porque “él era inglés”. La empleada, obviamente, se quedó muy angustiada.

Concentración en Edimburgo el 24 de junio en protesta por el resultado del Brexit. Fotografía de Noelia Martínez Castellanos.

La emigración es una experiencia cargada de diversas emociones. Este es un fenómeno que, como historiadores, hemos explorado en nuestras propias investigaciones. Konrad es  historiador de Asia Oriental y ha estudiado la posicionalidad problemática de diversos grupos étnicos y nacionales en el contexto del imperio japonés. Nikos, por su parte, ha estudiado las esperanzas, alegrías y temores de los emigrantes de origen griego en Alemania Occidental durante las décadas de 1960 y 1970. [1] Nuestras investigaciones nos han expuesto a una serie de preguntas, como las siguientes: ¿Las experiencias emocionales de los emigrantes son diferentes en función de su origen social? ¿Ha contribuido la emigración desde el Sur hacia el Norte de Europa a un sentimiento de pertenencia común a una comunidad europea? En caso afirmativo, ¿qué emociones comparten los emigrantes del sur de Europa  con otros emigrantes y con la población local en el norte de Europa? ¿Se basa la división Norte/Sur en estereotipos culturales y emociones negativas recíprocas?

Estas preguntas son demasiado importantes en el día de los emigrantes y de los locales  para que queden confinadas a los debates herméticos del mundo académico. Después de todo, el problema de la emigración desde el sur al norte de Europa no es sólo un vestigio del pasado reciente, sino una tendencia que recientemente ha ganado mucho impulso. Ante esto, decidimos organizar un evento titulado “¿Entre una cosa y la otra? Emigrantes griegos y españoles que han vivido en Escocia desde la década de 1960 “. El evento fue organizado en colaboración con el Syn Festival de Edimburgo y el Festival Griego de Edimburgo. En lugar de servir como un medio para recopilar datos y llegar a conclusiones como se haría en el contexto de un proyecto de investigación formal, el objetivo del evento fue provocar un debate entre emigrantes y autóctonos. La discusión pretendía dirigirse a un público amplio de inmigrantes procedentes de España y Grecia que han emigrado a Escocia desde la década de 1960 y que difieren en términos de clase social,  género y edad. Nos centramos en individuos de Grecia y España, no porque son representativos de todo la población  emigrante que vive en Escocia, pero por una razón muy específica: los estereotipos y/o cobertura de noticias a menudo se presentan como similares por tener un temperamento “mediterráneo”, y/o  por ser considerados víctimas de la crisis que acontecio en sus países de origen, entre otros factores. Pero esta vez, por motivos opuestos a estos estereotipos, estábamos interesados en las voces de cada una de estas personas, de sus experiencias, de sus emociones como emigrantes, sobre todo a raíz de la consulta sobre el Brexit, un hecho que puede poner en peligro sus derechos en el Reino Unido. Nuestro objetivo era fomentar un debate realmente abierto: no quisimos narradores para endosar una historia específica, por ejemplo, la de aquellos que con el tiempo deben volver a casa o la de quienes tienen que adaptarse a normas sociales muy específicas de la sociedad de acogida. Al mismo tiempo, a través del intercambio de experiencias emocionales, queriamos ayudar a combatir los malos entendidos culturales entre ellos y otros emigrantes y personas autóctonas. Del mismo modo, el evento, era una buena oportunidad para que los participantes examinasen en profundidad las experiencias que les llevan a desarrollar sentimientos negativos y ver cómo otros las han abordado. ¡Compartir siempre ayuda en estas ocasiones!

Concentración en Edimburgo el 24 de junio en protesta por el resultado del Brexit. Fotografía de Noelia Martínez Castellanos

Nuestra reunión el 19 de noviembre confirmó nuestras expectativas. Asistieron alrededor de 20 personas que debatieron con bastante intensidad. Se reflexionó a través de materiales que abordaban la emigración  de una forma directa o indirecta: desde cortometrajes como Insania de Ursula Mestre y Home es por Pam van de Brug, como poemas de koula Adaloglou y extractos de testimonios orales de otros migrantes. Los participantes escribieron sobre sus experiencias en las etiquetas de equipaje diseñado para el evento. A continuación, se compartieron opiniones con los otros participantes y se formó un grupo de debate muy animado e intrigante que desafió a las simplificaciones: muchos de ellos sintieron que residían temporalmente en Escocia, mientras que también se comentaba el reto de si se podía continuar viendo a Grecia y a España como sus hogares. Muchos destacaron sus sentimientos positivos hacia la población local, especialmente a raíz del  referéndum del Brexit. La historia del tren mencionada anteriormente no era la experiencia típica para la mayoría de ellos. Sin embargo, sí que se mencionaron algunos momentos de frustración vividos debido al racismo implícito: de acuerdo a la experiencia de los participantes, mientras que los locales condenan en gran medida la discriminación racial, a veces hacen juicios negativos, tal vez inconscientemente, sobre algunos emigrantes en relación a su origen. Fueron muy interesantes las intervenciones de los partipantes que habían emigrado a Escocia recientemente, pues pudimos observar cómo representaban los motivos que les habían llevado a emigrar enumerando no sólo las decepciones que experimentaron en sus países de origen debido a la crisis, sino también las esperanzas puestas al trasladarse a un país diferente. Algunos incluso desafiaron la idea de que su traslado y las emociones que han experimentado les permitan describirse a sí mismos como emigrantes.

El evento parece haber tenido un impacto en los participantes, a juzgar por lo que mencionan en los cuestionarios que han cumplimentado. Uno de ellos afirmó que “tuvo un enorme impacto para comprender cómo experimentamos sentimientos y pensamientos tan comunes al estar en otro país”. Otro participante sostuvo que “fue muy agradable compartir ideas y puntos de vista y darse cuenta de que las personas pueden enfrentarse a las mismas dificultades que yo he experimentado”. Al mismo tiempo, también observaron diferencias, incluyendo la presencia de barreras de clase que pueden existir dentro de las comunidades de emigrantes. 

Concebimos  este evento como un primer piloto para el inicio de una serie de actividades de divulgación pública que queremos organizar. Para ello, hemos creado una plataforma donde personas procedentes de España y Grecia que viven en Escocia puedan narrar sus experiencias emocionales y las de los suyos. Pronto compartiremos una selección de las textos presentados, y a partir de ahora también nos gustaría tener más textos de emigrantes de origen español. Si estas interesado en asistir a eventos y debates similares no dudes en ponerte en contacto con nosotros: Nikolaos Papadogiannis (n.papadogiannis@bangor.ac.uk), Konrad Lawson (kml8@st-andrews.ac.uk) Estamos deseando darte la bienvenida y esperamos que, por lo  menos, estas actividades sean una experiencia emocional positiva.

[1] Nikolaos Papadogiannis, “¿Una Comunidad (Trans) Nacional emocional? Canciones políticas griegas y la politización de los emigrantes griegos en Alemania Occidental en la década de 1960 y principios de 1970 “, Historia europea contemporánea 23.4, 2014, pp. 589-614.

Autor: Jordi Albacete

I am an environmental journalist. My passion for the protection of human and environmental rights has been inspired by research led journalism. My ambition is to communicate and inspire people to make positive changes in the environment. Twitter @albacetejordi or Linkedin.

Periodista medioambiental. Mi pasión por la protección de los derechos humanos y medioambientales se ha forjado a través de la investigación periodística. Mi objetivo es comunicar e inspirar a la gente para hacer cambios positivos y proteger el medioambiente. Twitter @albacetejordi o Linkedin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *