San Kilda, enfrentando el cambio climático

La población de aves marinas de Kittiwake en la isla de San Kilda en Escocia se está desplomando por diferentes razones, una de las principales podría ser el cambio climático. En este vídeo para la organización conservacionista The National Trust for Scotland, el cineasta de vida salvaje Simon Goodall describe algunos de los desafíos a los que se enfrenta esta isla. El National Trust está llevando a cabo la campaña Love Our Islands a través de la cual puedes apoyar a los investigadores y conservacionistas en la preservación del ecosistema natural de estas remotas islas norteñas.

Simon Goodall

El número de aves marinas de Kittiwake en la isla escocesa de San Kilda ha caído bruscamente a los niveles más bajos jamás registrados. Los expertos temen que la población esté en riesgo de colapso.

El National Trust for Scotland (NTS) lleva a cabo un seguimiento anual de la población de aves del archipiélago. A través de siete puntos de seguimiento, esta temporada sólo hubo un nido de gaviotas tridáctilas, y solo nació un polluelo que murió más tarde.

En la actualidad, esta ONG para la protección del de patrimonio cultural y el conservacionismo teme que se esté presenciando el declive del santuario de aves marinas más significativo del océano Atlántico. Después de un siglo de crecimiento, las poblaciones están cayendo rápidamente. Además de los kittiwakes, las poblaciones de fulmars, araos aliblancos, frailecillos y alcas comunes están también amenazadas.

En el siguiente vídeo (narrado en inglés) para el NTS, “St Kilda – Facing the Change” [“San Kilda – Enfrentando el Cambio] escrito, filmado y editado por Simon Goodall, se aborda esta cuestión.

Cambio climático y aves marinas

El Dr. Richard Luxmoore, asesor principal para la conservación de la naturaleza en el Trust, afirma que el declive apuntaba a cambios constantes en el ambiente marino, particularmente del plancton, que son vitales en la cadena alimentaria marina. Este experto afirma: “Las aves marinas son parte esencial del ecosistema marino. Aunque crían en tierra, pasan la mayor parte de su vida en el mar y pueden revelarnos mucha información sobre su salud”.

“En los últimos 30 años las comunidades de plancton se han desplazado 1000 kilómetros hacia el norte, Es una distancia superior de la que hay entre Edimburgo y París, y está teniendo un enorme impacto. Si la vegetación se desplaza a una distancia similar, se produciría un caos. Pero como está ocurriendo en el mar, tendemos a no darnos cuenta”.

El Dr. Luxmoore añade: “El mensaje que las aves marinas nos están transmitiendo sobre el ecosistema marino es extremadamente preocupante. Solíamos pensar que los pequeños organismos del plancton eran inmunes al cambio climático. Pero con la combinación de los cambios en su extensión con una disminución en su abundancia de hasta el 70 por ciento, no es de extrañar que las aves marinas que dependen de esto lo estén constatando.

“Si los habitantes de San Kilda volvieran a la isla ahora, casi 90 años después de su evacuación, y vieran los acantilados que estaban llenos de aves marinas casi vacíos, se horrorizarían al ver lo que ha sucedido en la isla donde vivieron”.

La medición de aves marinas de este año registró descensos significativos en la mayoría de las especies. Para destacar el tema, el Trust ha producido una película sobre su trabajo en San Kilda, que explora los complejas circunstancias que afectan a la población de aves marinas, incluyendo la depredación de ágalos grandes o skúa, comúnmente conocidos como bonxies.

Siete de las especies de aves marinas encontradas en San Kilda son geográficamente significativas y cuatro de ellas – el gannet del norte, el frailecillo del atlántico, el gran skua y el petrel de Leach – son importantes a escala mundial. La medición analiza la abundancia de crías así como el éxito reproductivo. La primera medición muestra cambios más graduales en una población general, mientras que el éxito estacional – o no – del nacimiento de polluelos puede indicar fluctuaciones a corto plazo.

[message_box  color=”green”]

Y ahora… ¿qué puedo hacer?

En Escocia

La organización The National Trust for Scotland está recaudando fondos a través de su campaña Love our Islands [“Ama a nuestras islas”], para apoyar los trabajos ecológicos y de conservación en San Kilda y, a largo plazo, para ayudar a apoyar la isla y las zonas costeras y comunidades bajo su protección.

Además de llevar a cabo tareas de conservación de la vida silvestre, el National Trust for Scotland trabaja para preservar las viviendas “artificiales”, incluyendo la calle icónica, la iglesia y la casa de Factor, además de centenares de cleits (estructuras de piedra cónicas utilizadas para albergar a las aves marinas), recintos y millas de muros de piedra seca, así como los enigmáticos edificios de Gleann Mor.

Puedes unirte al National Trust for Scotland por tan solo 7 libras al mes para toda la familia. Para hacerte miembro visita este enlace.

También puedes ayudar a The National Trust for Scotland donando a través de este enlace.

[/message_box]

La isla de San Kilda


Además de ser Patrimonio Mundial de la Humanidad la isla está catalogada como: Área Especial de Conservación, Área de Protección Especial, Reserva Natural Nacional, Sitio de Especial Interés Científico, Sitio de Revisión de Conservación Geológica, Área de Protección Marina, Área Escénica Nacional y Monumento Programado. San Kilda es la propiedad con más distinciones del National Trust for Scotland.  

San Kilda fue uno de los primeros sitios presentados por el Reino Unido para la inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial en 1986. Es esa lista también se incluyeron Stonehenge, la Calzada de los Gigantes y Ironbridge Gorge. San Kilda alcanzó por primera vez el estatus de Patrimonio Mundial precisamente por su excepcional patrimonio natural. En 2004, la inscripción se amplió para incluir el entorno marino circundante. En 2005, el archipiélago se convirtió en el primer y único estado mixto del Patrimonio Mundial del Reino Unido y uno de los únicos 32 en todo el mundo cuando el paisaje cultural e histórico de las islas también se inscribió en la Lista del Patrimonio Mundial.

[message_box  color=”blue”]

The National Trust for Scotland

The National Trust for Scotland es una de las organizaciones benéficas de conservacionismo más importantes de Escocia. La organización depende del apoyo financiero de sus miembros y donantes para financiar su importante labor de cuidar el patrimonio natural y cultural de Escocia para el disfrute de todos.

El National Trust for Scotland posee 76.000 ha (188.000 acres) de campo. Es el mayor propietario de tierras protegidas en Escocia y el mayor empleador de guardabosques.  

El Trust es responsable de:

  • 1 Patrimonio Natural de la Humanidad
  • 3 Sitios Ramsar
  • 16 Áreas Especiales de Conservación
  • 16 Áreas de Protección Especial (Para pájaros)
  • 7 Reservas Naturales Nacionales
  • 1 Reserva Natural Local
  • 45 sitios de especial interés científico
  • 32 Sitios de Revisión de Conservación Geológica
  • 22 Áreas Nacionales Escénicas

[/message_box]

Autor: Laura Sánchez

I am a Political expert and qualified lawyer hailing from Granada. Armed with my Masters in International Protection of Human Rights I am striving to leave the world better place than I found it, all with an optimistic nature.   # Soy una politóloga y jurista criada en Granada. Tengo un máster en Protección Internacional de los Derechos Humanos y mi objetivo es crear un mundo mejor del que me encontré, siempre desde el optimismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *