Mayo, mes de protesta global contra el cambio climático

La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera ha convertido al 2016 en el año más caluroso desde que comenzaron los registros. Los científicos han advertido que la explotación de los combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón) es la principal actividad responsable de las emisiones de dióxido de carbono. Además los expertos urgen a los gobiernos para reducir la explotación de estos combustibles. Movimientos ecologistas en todo el mundo han comenzado a abordar este problema mostrando cómo todos podemos tomar medidas para formar parte de la solución. 

[printfriendly]

Laura Sánchez Guijarro y Aitor Mingo Bilbao 

La sostenibilidad del planeta requiere la transición inminente hacia un nuevo modelo energético. Esta transición es fundamental para revertir los efectos del calentamiento global, como apuntan los expertos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, en sus siglas en inglés). Sin embargo, esta transición es mucho más compleja de lo que los especialistas en tecnología y economistas habían pronosticado.

Los sistemas de producción de energía actuales están diseñados para absorber una enorme demanda energética (1) mediante la rápida quema de recursos naturales fósiles como el carbón, el petróleo o el gas. El uso masivo de combustibles fósiles en la producción de energía hace que las emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera se disparen (2). Esto está suponiendo un problema ecológico a gran escala.

oil pump photo
Bombas de petróleo en California. Foto de CGP Grey CC

La distinción entre consumo eléctrico y consumo energético es esencial para entender por qué nuestros sistemas de producción de energía son tan dependientes de los combustibles fósiles y por qué la transición a nuevos sistemas energéticos es más compleja de lo que parece. Mientras que las tecnologías renovables pueden generar electricidad a gran escala no están sin embargo, preparadas para generar suficiente energía térmica (por ejemplo, la que necesitamos para la calefacción de nuestros hogares) para abastecer la demanda.

La importancia de intervenir ahora

Las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) se han elevado considerablemente en los últimos 20 años. Estas emisiones han aumentado casi un 50% desde 1990, y entre 2000 y 2010 se produjo un incremento de las emisiones mayor que en las tres décadas anteriores, según los datos del Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC en sus siglas en inglés). 

Los cambios en la atmósfera y el aumento de la temperatura del planeta suponen un gran peligro para las condiciones de vida en la Tierra. El aumento del nivel del mar por el  deshielo de los polos, las tempestades severas, las temperaturas extremas, las sequías o la desaparición de los ecosistemas, son  consecuencias ya reales del cambio climático. 

(Picture by JuergenPM. CC0. Available at Pixabay).

Los países han acordado que el límite para el aumento de la temperatura global no debe superar los 1,5 grados por encima de los valores preindustriales (medidos desde la segunda mitad del s.XVIII). Superar ese incremento supondría un desastre medioambiental irreversible con muchas consecuencias impredecibles en estos momentos. Para evitar este desastre, los expertos coinciden en que debemos mantener el 80% de las reservas disponibles de combustibles fósiles sin extraer.

En la urgencia de tomar medidas contra el crecimiento de las industrias de combustibles fósiles, al margen de los gobiernos y de otras instituciones, surgen organizaciones sociales como 350.org (la cifra del nombre indica el nivel máximo de partes por millón de CO2 deseable en la atmósfera según los científicos) y el movimiento climático Break Free From Fossil Fuels [en castellano “libérate  de los combustibles fósiles”], que abogan por una transición energética hacia energías más limpias.

[message_box  color=”blue”]

Consumo energético y consumo eléctrico

El consumo eléctrico es la energía utilizada en forma de electricidad como la luz o los electrodomésticos en nuestros hogares. Este consumo se mide en kilovatios/hora.

El consumo energético es el consumo de combustibles para producir diferentes tipos de energía, como la energía térmica que se requiere para las calefacciones, o el combustible que se necesita para los motores de los vehículos. En el consumo energético también se incluye la producción de derivados de estos combustibles. Un ejemplo serían los derivados del petróleo (3) que se utilizan para fabricar medicinas y fertilizantes. Esto hace que sectores como la agricultura y la medicina sean también industrias dependientes de este combustible fósil.

La agricultura intensiva de tomates es un buen ejemplo de la alta demanda energética en la actividad agrícola. Los derivados del petróleo son necesarios en todas las fases de plantación, recogida y comercialización de este cultivo. Desde la instalación de los invernaderos, o su cuidado con pesticidas y fertilizantes, hasta el envasado y el transporte. La cadena de producción alimentaria (4) está diseñada para absorber grandes insumos de petróleo y que esto incremente el valor de los productos. Además, la producción de derivados del petróleo, como es el caso del plástico, aumentan considerablemente el consumo energético.

Esto explica que Dinamarca produjese en 2015 el 39% de su electricidad a partir de energía eólica, pero al mismo tiempo, la energía eólica sólo suponía el 5%, de la producción total de energía en este país.

La demanda energética está presente en nuestra día a día en el uso, por ejemplo, de aparatos eléctricos, transporte, medicamentos o embalajes. El 78,3% de la energía que se consume en el mundo para producir y tener a nuestra disposición estos productos y servicios, proviene del petróleo, del carbón o del gas natural. Sólo el 19,2% proviene de energías renovables. El 2,5% restante se produce con energía nuclear, según datos de la Red de Políticas de Energía Renovable para el s.XXI.

Estas iniciativas se coordinan para aglutinar acciones individuales y locales simultáneas en todo el mundo. En última instancia, la demanda energética depende de los consumidores y es con un cambio de paradigma (5) de estos que se pueda abordar la transición energética.

[/message_box]

Energías renovables y sostenibilidad

El avance de las energías renovables no siempre es sinónimo de sostenibilidad. Brasil ha conseguido abastecer su red nacional de electricidad con un 70% de energía proveniente de generación eléctrica no contaminante. Gran parte de esta electricidad se origina en grandes presas de generación hidráulica. Una de las mayores centrales hidroeléctricas del país es la de Itaipú, en el río Paraná en la frontera con Uruguay. La presa tiene 7.744 metros de extensión y un alto máximo de 196 metros (el equivalente a un edificio de 65 plantas) y divide en dos el curso del río.

Presa de Las Tres Gargantas en China. CCo.

Las grandes presas hidráulicas de Brasil y China, han conllevado importantes impactos medioambientales y desplazamiento de sus poblaciones locales. En China, por ejemplo, tal y como Adrian y Clarence Leong explicaban en un artículo publicado en Cosmopolita Scotland, la Presa de las Tres Gargantas, el proyecto hidroeléctrico más grande del mundo, “es la construcción de este tipo que más personas ha desplazado (más de 1,2 millones) y más ciudades ha inundado (13 ciudades, 140 pueblos y 1.350 aldeas). Causó la sumersión (imagínese Atlantis, sólo que mucho más contaminado) de cientos de fábricas, minas y vertederos, creando un embalse de aguas residuales, sedimentos, basura y contaminantes industriales.” Por este motivo, muchos grupos ecologistas cuestionan las agendas en el desarrollo de las energías renovables de estos países. 

Mayo 2017, el mes de las protesta global

En mayo de 2016, 30.000 personas se unieron en todo el mundo para protestar contra la dependencia económica de los combustibles fósiles. Las protestas se coordinaron bajo el eslogan Libérate de los combustibles fósiles. Este 2017 se está organizando de nuevo una movilización global en los 5 continentes.

La desinversión por parte de empresas aseguradoras, cajas de ahorro, instituciones públicas, universidades, etc., en estos combustibles será la clave para luchar contra el cambio climático.

El movimiento está organizado por varias asociaciones medioambientales de todo el mundo. Dos de las más representativas son 350.org o People and Planet. La convocatoria pretende reunir a organizaciones, grupos e individuos de diferentes lugares y de cualquier espectro político o social. Por ello, estas plataformas internacionales animan a grupos universitarios, de trabajo, juveniles, de política local o religiosos a que se organicen. El mensaje que intentan difundir a estos grupos  es: “piensa global, actúa local”.

 

 

Muchos grupos ya han organizado acciones a las que puedes unirte:

  • En Nueva York, se  protestará delante la Torre de Trump para denunciar la negación del cambio climático por parte de la nueva administración en la Casa Blanca.
  • En Nueva Zelanda se  protestará contra el banco Westpac inversor de una gran mina de carbón.
  • En Vietnam, se organizará un desfile con un globo  en forma de un pulmón gigante, para representar el daño que hace la contaminación del carbón en el sistema respiratorio humano.

Estas acciones, entre muchas otras, pondrán de manifiesto de nuevo el problema de la dependencia de los combustibles fósiles con una gran dosis de creatividad, como ya se vió en  2016. Estos son algunos de los ejemplos más originales:

Canadá: 800 personas rodearon por mar y por tierra la terminal petrolífera de Kinder Morgan el 14 de mayo en Vancouver. 200 rodearon la terminal marítima en kayak y 600 personas se manifestaron y realizaron una sentada (6) a las puertas de la petrolera para exigir a los gobiernos que mantengan los combustibles fósiles bajo tierra. 

Nigeria: se llevaron a cabo acciones en tres sitios emblemáticos del Delta del Níger. El objetivo era mostrar lo que sucede en las zonas de extracción de petróleo cuando éste se acaba. La campaña se dirigió a mostrar los pozos petrolíferos que se quedaron secos, la cara de la devastación, las crisis internas, la contaminación y la pobreza que trajo a las comunidades de la zona la extracción del combustible

Alemania: 4000 activistas se unieron en Lusatia, lugar donde se localiza una de las mayores minas de carbón de Europa. Durante 48 horas, bloquearon la excavación del carbón y las centrales eléctricas. Además acamparon en las vías de tren durante esos días para impedir el transporte de carbón de un sitio a otro.

Filipinas: más de 8000 personas de las islas se unieron en la ciudad de Batangas donde se pretende construir una enorme planta de carbón que ocuparía 20 hectáreas. Todos los activistas pidieron la cancelación de la creación de esta planta de carbón, así como la de las otras 27 plantas proyectadas en Filipinas. 

[message_box  color=”green”]

Y ahora… ¿Qué puedo hacer yo?

Cosmopolita Scotland es un medio de periodismo independiente y crítico, pero sobre todo constructivo y positivo. En nuestro segundo número especial de medio ambiente (puedes leer nuestro primer especial en este enlace) queremos mostrar las distintas estrategias que llevan a cabo los activistas medioambientales para acelerar la transición de los sistemas energéticos dependientes de combustibles fósiles hacia otros sistemas de energía más renovables. A continuación, te mostramos algunas acciones en las que tú y tu comunidad también podéis participar.

En el mundo

Hay numerosas acciones que puedes llevar a cabo desde cualquier lugar del mundo. Entre ellas:

En Escocia y Reino Unido

En Latinoamérica

  • Brasil: únete a la campaña para salvar el corazón del Amazonas iniciada por la comunidad indígena de Munduruku para luchar contra la pérdida de esa tierra, de su forma de vida y de multitud de raras especies naturales que habitan allí.
  • Sigue a la Coalición Latinoamericana contra el Fracking por el Agua, Clima y Agricultura Sostenible COESUS que pretende crear una red de legisladores, personas relacionadas con el gobierno y voluntarios en general para luchar contra el fracking en Latinoamérica.  

En España

  • Conoce un poco más qué ONGs trabajan en el país y cuáles son las acciones que llevan a cabo. Entre ellas puedes echar un vistazo a: Amigos de la Tierra y 350.org Barcelona.
  • Firma la petición de #Niungradomás de WWF y pide al Gobierno un sistema 100% renovable. 
  • Entérate de lo que está pasando en el Parque Nacional de Doñana (Huelva) donde la empresa Gas Natural pretende crear un almacén subterráneo del combustible para utilizar una vez este fósil se agote. 

[/message_box]


Uso del castellano para estudiantes anglófonos

(1) Demanda (energética)
Definición: petición, solicitud. En economía: cuantía global de las compras de bienes y servicios realizados o previstos por una colectividad.
Ejemplo: “Los sistemas de producción de energía actuales están diseñados para absorber una enorme demanda energética mediante la rápida quema […].”
Traducción: demand (energy demand)

(2) [Se] disparen (dispararse)
Definición: Dicho de una cosa: crecer, incrementarse inmoderadamente.
Ejemplo: “El uso masivo de combustibles fósiles en la producción de energía hace que las emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera se disparen.”
Traducción: shoot up, go through the roof.
Comment: Dispararse es un verbo pronominal porque utiliza el pronombre reflexivo ‘se’. Los pronombres reflexivos se utilizan para cambiar el sentido del verbo, acentuar la acción o indicar que la acción afecta directamente al sujeto. La forma no reflexiva en este es disparar y significa to fire, to shoot, to trigger.

(3) Derivados del petróleo
Definición: Producto procesado en una refinería en el que se usa el petróleo como materia prima.
Ejemplo: “Un ejemplo serían los derivados del petróleo que se utilizan para fabricar medicinas y fertilizantes.”
Traducción: petroleum products, oil derivatives.

(4) Cadena de producción alimentaria
Definición: Conjunto de procesos, manipulaciones y transformaciones al que es sometido un alimento, desde su producción hasta que llega al consumidor final.
Ejemplo: “La cadena de producción alimentaria está diseñada para absorber grandes insumos de petróleo […]”
Traducción: Food Supply Chain.

(5) Paradigma
Definición: ejemplo o ejemplar, palabra griega que se usa para denominar elementos que siguen algún diseño o modelo.
Ejemplo: “[…] la demanda energética depende de los consumidores y es con un cambio de paradigma de estos que se pueda abordar la transición energética.”
Traducción: paradigm (formal), model.
Comentarios: En este caso, al utilizarse con la palabra ‘cambio’ (change), la expresión hace referencia a una modificación en la estructura de pensamiento de las personas con respecto al consumo y al uso de las energías. 

(6) Sentada
Definición: Acción de permanecer sentado en el suelo un grupo de personas por un largo período de tiempo, con objeto de manifestar una protesta o apoyar una petición.
Ejemplo: “[…] 600 personas se manifestaron y realizaron una sentada a las puertas de la petrolera […]”
Traducción: a sit-in.
Comentario: Sentada también es un adjetivo, femenino, singular que significa seated, sat, sitting.

Foto de cabecera: Plata petroquímica en Grangemount (Escocia) por Ric Lander

Autor: Laura Sánchez

I am a Political expert and qualified lawyer hailing from Granada. Armed with my Masters in International Protection of Human Rights I am striving to leave the world better place than I found it, all with an optimistic nature.   # Soy una politóloga y jurista criada en Granada. Tengo un máster en Protección Internacional de los Derechos Humanos y mi objetivo es crear un mundo mejor del que me encontré, siempre desde el optimismo

5 opiniones en “Mayo, mes de protesta global contra el cambio climático”

  1. Felicidades Laura, me ha gustado mucho el articulo y creo que es el tema mas urgente y necesario de abordar en la actualidad a nivel global.

    No sabía casi nada de las plataformas de rechazo de los combustibles fósiles ni las manifestaciones que ha habido en esos paises, lo que me lleva a pensar como un tema tan urgente puede no tener toda la repercusion ni la incidencia en la población que debería. Supongo que la respuesta a eso es también un poco obvia…

    Ya que los gobiernos parecen reacios a actuar, creo que concienciar a la población mundial del problema para que actuemos es lo correcto, en todos los niveles, tanto en el local como en el internacional, lo que incluye el periodismo de divulgación como este.

    Por eso buen trabajo, ojala te siga yendo bien y gracias por poner tu grano de arena de esta manera 🙂

    1. Muchas gracias Álvaro por tu lectura y comentario.
      Ésa es la idea, concienciar sobre la necesidad de dejar los combustibles fósiles bajo tierra y mostrar a la gente que podemos hacer muchas más cosas de las que creemos (a veces simplemente con dar un click).
      Te recomiendo que le eches un ojo a la web de Friends of the Earth (http://www.foei.org/) que tiene presencia en muchas ciudades de Europa.

  2. Si, realmente ahora necesitamos poner un peso muy especial en la defensa del medio ambiente. Lo que aportáis de “qué podemos hacer” me parece muy interesante: o tratamos entre la gente de distintos países de contener la destrucción por parte de Trump y otros dirigentes de lo que habíamos logrado por ahora, o en vez de avanzar, daremos un salto de gigantes para atrás en la defensa de la vida en la tierra. Artículos como el vuestro son muy interesantes.

  3. Como estado de la cuestión está muy bien, ¿no hay organizaciones dedicadas a esas denuncias y/o a dar más alternativas? Sería bueno intentar ampliar más información… de todas formas, muy buen trabajo, sobre todo ahora que está “eso” en USA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *