Superando barreras para la integración cultural, entrevista con el Punto de Información en Español (PIE) en Edimburgo

Escocia se ha configurado como uno de los destinos preferidos para los emigrantes españoles. A pesar de que, con frecuencia, los medios de comunicación  apuntan a la crisis económica del 2008 como la causa principal de este fenómeno, la realidad es que muchos españoles ya llegaban a Escocia antes de esa fecha.

[printfriendly]

Andrea Vega Redondo

Nuria llegó a Edimburgo hace 15 años. Desde entonces, esta madrileña ha visto cómo la comunidad polaca y española han consolidado su presencia en la ciudad. Nuria, con formación en derecho escocés, ha creado el Punto de Información en Español (PIE), un servicio gratuito donde se ofrece asesoría legal, sobre todo en el ámbito laboral, a los ciudadanos castellanohablantes.

[cml_media_alt id='1839']ELREC[/cml_media_alt]Esta iniciativa esta respaldada por una entidad local que promueve la integración social, Edinburgh and the Lothians Equality Regional Council (ELREC). La experiencia de Nuria en Escocia es muy valiosa para este servicio cuyo objetivo principal es otorgar conocimiento a sus usuarios para incentivar su independencia a la hora de realizar gestiones legales y laborales.

En esta entrevista para Cosmopolita Scotland, Nuria nos explica brevemente en qué consiste el Punto de Información en Español (PIE), su experiencia como inmigrante y nos da su opinión sobre los principales retos para la integración cultural de la comunidad castellanohablante en Escocia.

¿Nos podrías explicar brevemente en qué consiste el Punto de Información en Español (PIE) ?[cml_media_alt id='1841']PIE[/cml_media_alt]

El PIE se ocupa de la atención y asesoramiento como contacto primario a todas aquellas personas hispanohablantes residentes en Edimburgo y Lothians. El objetivo de este servicio es favorecer las condiciones de vida actuales de las personas inmigrantes catellanohablantes en Escocia y en concreto en Edimburgo y Lothians. Para ello, damos asesoría legal con consulta online y presencial.

Uno de los objetivos fundamentales es fomentar la autonomía e independencia del inmigrante español. Por eso se están construyendo herramientas online, para que cada usuario, individualmente, pueda acceder a la información relevante que necesite para sus gestiones. Recomiendo que visiten nuestro blog en: piescotland.org

“Uno de los objetivos fundamentales es fomentar la autonomía e independencia del inmigrante español”.

Llevas 15 años en Edimburgo, conoces muy bien el tejido asociativo de esta ciudad y ofreces un servicio público gratuito con conocimientos muy valiosos de derecho escocés, pero ¿qué es lo que te trajo a Escocia exactamente?

Mi idea era acabar la carrera y venirme un año a aprender inglés, porque no tenía otra cosa que hacer. Así, cuando volviese a Madrid ya tendría este idioma en mi currículum y podría buscar un empleo mejor. Tengo que decir que yo dejé un trabajo en Madrid para venir aquí. Y luego se me empezó a dar bien. De todas maneras, los principios son duros. Estuve muda y sorda 3 meses, literalmente.

¿Cómo fueron los primeros años?

A nivel práctico, no fue excesivamente complicado. Encontré trabajo en una semana y alojamiento en 5 días. Y además, como los locales se iban de vacaciones a Benidorm, me asociaban con su lugar de vacaciones, y les parecía simpática. Había muy buen rollo (1).

¿Cuáles fueron tus primeros retos cuando llegaste?

La lengua el primero. Al no entender la lengua no entiendes cómo funciona esta país. Es el método de comunicación fundamental que necesitas para sobrevivir. Por eso muchas veces si tú te quedas en el gueto te quedas estancado en un nivel de vida que no mejora.

Es como jugar a al Super Mario, y no pasar de pantalla. Te vas a quedar atascado los 25 años que estés viviendo en el Reino Unido. Para poder avanzar en el videojuego necesitas comunicarte. La comunicación es fundamental y esa es la primera barrera.

Mira, cuando sabes los chistes de aquí y encima un poco de Scots [el dialecto del inglés que tradicionalmente se habla en Escocia] ellos te abren las puertas. Si luego son unos cielos (2).

 “La comunicación es fundamental y esa es la primera barrera”.

¿Cómo superaste la barrera lingüística?

Con mucha dedicación. Dominar la lengua es fundamental y la tienes que estudiar y practicar al máximo. En el momento en el que decidí que me iba a quedar, entendí que debía conseguir hacer las mismas cosas a las que estaba acostumbrada en España. Tanto si quería ver la tele o leer tendría que aprender la lengua nativa. Durante un año estuve trabajando por las mañanas y estudiando cursos intensivos de inglés por la noche. Para poder llevar una vida normal, es decir, para poder ser una ciudadana activa en la sociedad de la que formo parte.

Inmigrantes y acceso a las ayudas públicas

Nuria está comprometida con diferentes causas de su barrio, Leith, uno de los barrios tradicionalmente obreros de Edimburgo. Se lamenta que en ocasiones haya poca presencia española en los movimientos sociales locales. Observa el desconocimiento que hay hacia los problemas de la clase obrera escocesa, los cuáles, pueden ser incluso más duros que los de muchos inmigrantes españoles, provenientes en su mayoría de clases medias.

[cml_media_alt id='1853']UKIP[/cml_media_alt]En el reciente debate electoral para el parlamento de Londres, en Westminster, los siete candidatos políticos discutieron el acceso a las ayudas sociales para los inmigrantes. En general, ¿crees que antes era más fácil para un inmigrante acceder a las ayudas públicas?

El acceso a las ayudas sociales se ha complicado para todo el mundo, no sólo para los inmigrantes. También, y especialmente, para la clase trabajadora local. Cuando yo llegué los requisitos para acceder a las ayudas eran exactamente los mismos para los inmigrantes y los locales.

Lo que sí es cierto es que siempre ha estado la barrera del idioma. Eso ha provocado que en muchas ocasiones gente formada quede relegada a la hostelería o a la atención doméstica, porque no tiene la competencia lingüística necesaria para desarrollar el trabajo para el que está cualificado.

Salvo el idioma, en general, no había distinción entre inmigrante y no inmigrante. Tu tenías tu trabajo, tu paro y las mismas condiciones laborales que un escocés. Cuando empezabas en este país en aquella época estabas en igualdad de condiciones que alguien que se acababa de graduar en la universidad y que todavía no tenía experiencia laboral, porque lo que realmente contaba eran tus habilidades laborales y tu capacidad de aprender. De hecho, normalmente, tener sólo una titulación no era suficiente para acceder a un trabajo, pero eso era antes.

“El acceso a las ayudas sociales se ha complicado para todo el mundo, no sólo para los inmigrantes”.

¿Por qué ha cambiado el acceso a las ayudas para los inmigrantes?

Para que se entienda por qué ha cambiado ese escenario en Escocia, hay que analizar dos fenómenos: por un lado, la emigración masiva de ciudadanos polacos tras su incorporación a la Unión Europea; por otro lado, el ascenso del partido euroescéptico UK Independence Party (UKIP), sobre todo en Inglaterra.

 ¿Nos podrías explicar cómo se percibió la emigración polaca en Escocia?

A diferencia de Inglaterra, Escocia ha sido una nación tradicionalmente emigrante. Puedes encontrar comunidades escocesas por todo el mundo anglófono, sobre todo en Canadá, Australia y Sudáfrica. De todas formas, siempre ha llegado gente de todas partes de la Commonwealth. Generalmente, la emigración no se percibía como un problema, porque los emigrantes llegaban de manera gradual y normalmente creaban nuevas oportunidades de negocio.

Ahora bien, en Escocia, el debate fuerte sobre inmigración, en los últimos años, empieza con la llegada masiva de ciudadanos polacos. La intensidad y la celeridad con la que esa llegada se produjo es lo que generó una nueva percepción (que tampoco era mayoritaria), pero sí que era nueva.

En el 2004 Polonia era un país europeo pobre. Los emigrantes llegaban con una situación muy similar a la de los emigrantes españoles que fueron, sobre todo, al centro de Europa en los años 60. El hecho de dejar familias en tu país de origen en situación de pobreza hace que tengas que hacer muchos sacrificios y trabajar muy duro para poder enviar divisas para contribuir a la economía familiar. Algo de eso había en esa nueva población.

En un país donde se valora la eficiencia pero el ritmo de trabajo es más relajado (más humano), la intensidad con la que muchos polacos trabajaban y manejaban sus negocios era chocante. De repente, había una percepción negativa por parte de algunos sectores de la sociedad escocesa que identificaban a los ciudadanos polacos como competidores directos en el mercado laboral. Es ahí donde algunos medios de comunicación y algunos políticos empezaron a problematizar el fenómeno migratorio.

“En Escocia, el debate fuerte sobre inmigración, en los últimos años, empieza con la llegada masiva de ciudadanos polacos”.

¿Se centró el discurso antiinmigración en la comunidad polaca?

Sí. Recuerdo en 2006, en el barrio obrero de Leith, estaba en un parque con una amiga española. De repente, unos adolescentes, nos oyeron hablar y se dieron cuenta que no hablábamos en inglés. Nos lanzaron piedras gritandonos: “¡polacas!”. Esto no me había pasado jamás en Edimburgo.

A veces alguien te escuchaba hablar en otro idioma y asumía que eras polaca. En general, con los italianos, los españoles y los franceses es otro tipo de discriminación muchísimo más paternalista. Porque también funcionan por estereotipos. Pero en cualquier caso la discriminación por nacionalidad existe.

[cml_media_alt id='1840']Nigel Farage[/cml_media_alt]
Nigel Farage

Según comentabas, el otro punto de inflexión en la problematización de la inmigración es el ascenso del partido United of Kingdom Independence Party (UKIP) el cual reclama la salida de la UE para poder controlar la inmigración en el Reino Unido.

Efectivamente, el ascenso del UKIP, sobre todo a partir del 2012, tiene un impacto en las políticas sobre inmigración [que se dictan desde Londres]. Hasta esa fecha el partido conservador estaba muy tranquilo, pero al ver cómo calaban las ideas del partido de Nigel Farage en el electorado conservador, el partido tory empezó a utilizar el discurso antiinmigración del UKIP para frenar su auge electoral. Por eso las últimas políticas antiinmigración han sido en los dos últimos años.

¿Cómo afectó, entonces, el impacto del discurso sobre la inmigración del UKIP en Escocia?

Creo que el hecho de que Escocia tenga su propio parlamento hace que las propuestas políticas sobre inmigración lleguen con menos fuerza. De hecho, en mi opinión, creo que eso contribuyó a acelerar más la división entre Inglaterra y Escocia y que al final derivó en lo que fue el referéndum. De todas formas, el discurso de la recesión económica sí que transcendió a la política escocesa…

Un estudio sociológico señala que hubo una intensificación muy fuerte de la inmigración española a partir del 2008. Tú, que ya llevabas ocho años en Edimburgo, ¿cómo has percibido ese movimiento migratorio? ¿Ha cambiado?

Posiblemente los objetivos con los que se venía antes, y por tanto las actitudes y el perfil psicológico, eran diferentes. Antes se venía por aventura, para aprender el idioma. En cualquier caso era una opción inquieta por adquirir una nueva experiencia vital y aprender otra manera de hacer las cosas. Antes había gente que venía a estudiar y ahora hay más gente que ha terminado los estudios y viene a trabajar.

A partir del 2008 , mucha gente de la que llega es porque se ve forzada por la situación económica en España, pero llegan sin un plan definido, y quizás, algunos sin una abertura cultural suficiente para integrarse.

En cualquier caso, es conveniente señalar que una gran mayoría de los inmigrantes españoles provienen de clases medias y con estudios superiores ya completados. Es importante subrayar esto cuando se habla de exilio económico, porque si es así, es un exilio económico de la clase media, pero no representativo de la clase trabajadora que no tiene ni los medios económicos, ni culturales para poder materializar esta opción.

Por último, hay un porcentaje muy pequeño, sobre todo de gente que ya ha pasado los 40, que se está dando cuenta de que puedes estudiar con un montón de ayudas aquí y se lanzan. Yo conozco a dos o tres de mi edad que han hecho enfermería.

“En cualquier caso, es conveniente señalar que una gran mayoría de los inmigrantes españoles provienen de clases medias y con estudios superiores ya completados”.

¿Cuáles crees que son las barreras más comunes para la integración cultural de los emigrantes españoles en Escocia?

Como he comentado antes la primera barrera, más intensa y permanente en el tiempo, es la lingüística. Tienes que hacerte lo suficientemente fuerte, para saber que tienes que ceder parte de tu personalidad cultural de tu país de origen y aceptar algunas cosas nuevas del país que te está acogiendo.

Ahí cada cual tiene que saber hasta qué punto existe una discriminación cultural porque te están exigiendo que tienes que cambiar y tú te tienes que plantar y saber si quieres que esto pase. Este es un balance muy difícil de definir. Ahora ésta es mi identidad, mitad-mitad. Yo voy a Madrid más de 15 días y Edimburgo es “casa”. Y me quiero volver.

Tienes que tener muy claro, y esto es muy difícil, a qué has venido aquí, qué es lo que quieres conseguir y hacia dónde vas. Necesitas unos objetivos claros.

¿Ves implicación en la política escocesa por parte de los inmigrantes españoles?

No, no la hay. Somos muy pocos. A lo mejor, la gente al venir ahora un poco más forzada tiene todavía ganas de luchar en España porque quieren volver.

Cuando llevas aquí más de tres años las leyes europeas te reconocen como residente y son las políticas de aquí las que te afectan y no las de España. La gente que ya lleva aquí mucho tiempo está implicada, hay gente incluso que milita en partidos.

En mi caso estoy metida en todas las asambleas de barrio. Me gustan más este tipo de iniciativas. Pero no hay mucha gente que se implique.

¿Podría decirse que las principales barreras son autoimpuestas?

Sí, totalmente. Pero hombre, es normal, estás solo en un sitio nuevo. Lo que significa el término soledad adquiere una nueva dimensión. En el primer año, que es el más duro, tienes la barrera de la lengua y la barrera de la soledad. No es que sean autoimpuestas, es que son barreras reales. Lo que va después, si tú no te integras, es totalmente cosa tuya.

En ese primer año el PIE te puede ayudar. Te puedo traducir, te puedo hacer una carta, si tienes algún problema en el trabajo puedo intentar explicarte como lo puedes solucionar. Te puedo hacer ver un poco el perfil de la mentalidad entre empleado y empleador en este país. Para que tú bajes la guardia, porque una de las cosas que tenemos los españoles muy metido dentro, es pensar que nos van a engañar. Cuando a los británicos ni se les ha pasado por la cabeza.

Se crean conflictos entre jefes y empleados españoles simplemente porque el británico no entiende al español y el español lleno de sospecha automáticamente va a atacar. Y se dan conflictos laborales la verdad que bastante surrealistas.

Una de las cosas que yo recomiendo es ver la tele. Así conoces el país en el que estás y te das cuenta del carácter británico y escocés de la manera que se ríen de ellos mismos y de la autocrítica.

“Una de las cosas que yo recomiendo es ver la tele. Así conoces el país en el que estás y te das cuenta del carácter británico y escocés de la manera que se ríen de ellos mismos y de la autocrítica”.

Por último, ¿qué piensas que se necesita para una integración cultural auténtica?

Conciencia solidaria, sin ninguna duda. Mira, la conciencia de clase ha ido desapareciendo y si los bancos que son el nuevo gobierno te dan tres hipotecas, dos préstamos y tienes dos coches y un chalé con piscina aunque seas carpintero no tienes la sensación de ser clase obrera. Esto hace que automáticamente te desligues de tu vecino, al que se supone que debes echar un cable.

______________________________________________________________________________

Uso de del castellano para personas anglófonas

(1) Buen rollo.

  • Traducción: Good vibes
  • Ejemplo: Había muy buen rollo.

(2) Son unos cielos.

  • Definición: Persona o cosa consideradas cariñosamente con embeleso.
  • Traducción: Friendly/good person
  • Ejemplo: Los escoceses son unos cielos.
  • Comentario: Expresión utilizada mayoritariamente para personas agradables.

Autor: Andrea Vega Redondo

Profesional de medios audiovisuales afrontando nuevos retos en Escocia

Audiovisual media professional facing new challenges in Scotland.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *